Proceso

Mi trabajo se conforma capturando lo azaroso de la naturaleza por medio del desarrollo de secuencias pictóricas, videos e intervenciones en terreno que manipulan el concepto de tiempo. El tema del paisaje está relacionado a un riguroso estudio del agua y sus características.

Esta observación se inicia con la captura digital en terreno de la reflexión y refracción de la luz en la superficie de aguas corrientes de los ríos del sur de Chile. Las diferentes condiciones atmosféricas, los cambios de estaciones y las variaciones de la luz durante el día, determinan la imagen que posteriormente será procesada en pintura. El cambio permanente de las aguas me ha hecho reconocer en ellas una fuente inagotable de imágenes pictóricas.

Interrumpiendo temporalmente la noción de continuidad de ese eterno fluir, la captura de ese momento efímero que revela una particular forma de distorsión del entorno, da comienzo a un proceso pictórico, donde la capacidad especular del agua se hace presente.

La abstracción de la fragmentación de la imagen que se posa sobre el agua, es reconstituida por medio de dos lenguajes pictóricos opuestos, que se fusionan para entregar una imagen que revela una doble lectura. La mirada lejana permite una percepción realista del cuadro, mientras su mirada cercana desconcierta al revelar las formas y relieves del recorte de una máscara que define la luz reflejada sobre un fondo construido por múltiples capas de transparencias.